¡No llego a tiempo!

El plazo del certamen está a punto de expirar y yo me acabo de enterar de su existencia, ¿qué hago?

Resultado de imagen de alicia pais maravillas ilustraciones originales

Un buen día decides presentarte a un concurso literario. Entonces entras en internet y lo buscas. Lo que nos ha pasado a todos los escritores alguna vez es que cuando encontramos el que nos interesa, el plazo de presentación ha finalizado diez minutos antes. O lo que es peor, aún quedan dos semanas.

En ese momento, haces un cálculo mental: si empiezo ya, ¿me da tiempo a acabar?, ¿cuántas páginas tendría que escribir al día para conseguirlo? Incluso te ves en la entrega de premios, trofeo en mano, diciendo: “Lo cierto es que creé esta obra maestra en tres tardes. Algo me poseyó y los personajes la escribieron solos”.

Para. Ni lo pienses. No es probable que pase algo así. Entonces, ¿de qué te va a servir presentar una obra que no está bien rematada? ¿Y escribirla sin disfrutar del proceso? No te desanimes, no has perdido una oportunidad, ¡has ganado la del año que viene!

Casi todos los certámenes tienen carácter anual, así que apunta en tu agenda la misma fecha, pero del próximo año y comienza a trabajar. Planea tu historia desde cero; desarrolla esa idea que ya tienes esbozada o retoma la novela que abandonaste en el tercer capítulo.

Ahora sí tienes tiempo de sobra para escribir, reescribir, corregir y llegar al maravilloso momento de sentir el orgullo de haber acabado una historia solo tuya. Y quién sabe, tal vez el año que viene, trofeo en mano, decir…

Leoletras

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.